Es importante también una protección eficaz y más contundente, principalmente cuando las personas están expuestas diariamente a contactos con un gran número de personas al día, y más aún cuando este contacto es muy cercano o directo.

En este sentido, las mamparas de protección vienen a ser uno de los mejores objetos para protección de virus en caso de contacto directo con las personas. Estas permiten definir una barrera sólida y transparente que ayuda significativamente a proteger a las personas, principalmente aquellos que trabajan con público directo

Las mamparas son ideales y eficaces para colocar en los escritorios o superficies planas, por lo que sirven muy bien para los supermercados, tiendas, panaderías, farmacias, cajas de pago, estacionamientos, ventas de insumos, consultorios médicos, bancos y todos los lugares donde la comunicación tenga que ser necesariamente cercana.

Las mamparas de protección están hechas de un material altamente resistente. Su estructura tiene la medida y altura ideal para brindar máxima protección. Su material transparente hace que no se note la barrera protectora, lo que permite confiabilidad a las personas que se comunican por medio de ella.

Las mamparas vienen también en varios diseños y tamaños. Aunque su espesor las define como un elemento que aporta más seguridad, este no se deforma ni se empaña, por lo que la interrupción en el momento de la comunicación es prácticamente nulo. 

Las mamparas de vidrio templado se usan comúnmente para lugares como duchas y bañeras o cabinas de atención al público selladas como paredes. A diferencia de las mamparas de metacrilato, las de vidrio templado son más costosas y su limpieza debe realizarse de forma constante, por lo que son ideales para los baños.

Las mamparas de metacrilato vienen con una cubierta protectora y son resistentes a golpes y arañazos

Las mamparas de metacrilato están pensadas para espacios pequeños, como escritorios, cajas de pago, farmacias y tiendas, y se pueden cambiar de lugar fácilmente, ya que son resistentes a los golpes y arañazos. Su diseño ergonómico tiene un espacio donde permite el intercambio de documentos o dinero donde caben dos manos. Su grosor y su altura son soportados por bases de fácil anclaje y su grosor no excede los 4 mm. Son fáciles de limpiar y no necesitan limpiadores fuertes o abrasivos, con un paño suave y agua con jabón líquido es suficiente. Estas mamparas están fabricadas con PMMA, que son un tipo de polímero termoplástico que le otorga transparencia y un acabado brillante.

Las barreras de protección también protegen de los rayos UV. No tienen deformaciones y tampoco desenfocan el rostro de las personas, por lo que no generan incomodidad cuando se necesita una comunicación directa, funcional y eficiente.

Las mamparas de metacrilato tienen un diseño ergonómico y funcional. Hay tiendas donde este producto se ofrece según su tamaño y grosor. Vienen en medidas de 3 o 4 mm de grosor y una altura que va desde los 70 cm de alto x 50 cm de ancho, hasta los 90 cm de alto x  60 cm de ancho.